Aída está viviendo su aventura EVS y nos ha escrito este bonito mensaje que publicamos con su permiso:

Aida desde Hungria-07Hola a tod@s! espero que estén genial! ¡Yo pienso mucho en ustedes y en cómo les irá todo por alli!

Sigo en Hungria, aprendiendo mucho. Les escribo para contarles un poquito y porque me acuerdo de ustedes (aunque sea un desastre de mujer).

Estoy viviendo una experiencia intercultural maravillosa, mis compañeros de trabajo son cinco y todos ellos de distintas nacionalidades, nos coordinamos muy bien y hacemos nuestro trabajo lo mejor posible.

Aida desde Hungria-03Vivo en las afueras de Hungría, donde hay mucha división entre la comunidad gitana y los que no pertenecen a dicha comunidad. Y en este caso los primeros sufren una clara desventaja, económica sobre todo. Además, suelen vivir en pueblitos muy separados con pocas posibilidades de movilidad en transporte publico (para llegar allí… ¡camino 16 km diarios!)

Por ello, se han creado unas casas que brindan oportunidades a los niños en estos pueblos, como casas culturales, donde ellos pueden pasar su tiempo libre después del colegio o incluso comer allí. Nuestra labor es ir a estas casas (3 distintas, situadas en pueblitos convergentes al mío) y ofrecer ocio y actividades deportivas a todos los niños que quieran, de forma completamente gratuita.

Lo mejor es que cada día incrementan las opciones de trabajo, porque la misma gente de los pueblos, —tanto niños como adultos— nos lo piden; por ejemplo, ahora los adultos nos han pedido clases de inglés, entre ayuda para construir/ arreglar casas, que les enseñemos platos típicos y cositas similares… ¡así que estamos muy integrados en estos pueblecillos!

La verdad es que yo me lo paso genial, aprendo mucho y está siendo una experiencia mas que gratificante y llena de oportunidades.

 A parte del trabajo… nos podemos permitir vacaciones que estoy aprovechando a tope pa viajar y conocer mundo! así que… como comprobarán, mi vida está siendo más que maravillosa.
Para los que están preocupados por mi salud… mi brazo roto ya está reparadito! así que no se preocupen que ya estoy volviendo a mi vida habitual! les deseo que estén maravillosamente.

Besos y abrazos para todos.

Una vez más, muchas gracias Aída.

Etiquetado en: